Para mí, la belleza del rock, 
la rebeldía que tuvimos siempre, 
John Lennon, las violas eléctricas, 
los tonos lindos o el rock pesado, 
duro, como venga, son para 
alimentar una cosa positiva... 
Lo otro es “lo que quedó de...” 
años de toda esa porquería.
El rock no es un tarado drogado, 
haciendo todo mal, produciendo 
esas canciones espantosas o aburridas... 
sino que significa alguien 
laburando para mejorar las 
cosas. Para mí, eso es rock.
Lo otro, es un ego de pajeros
que no tiene límite... déjense de joder ! 
Yo conozco músicos que se han falopeado,
para componer una puta cumbia.


 

extraído de 
reportaje en 
revista “C” 
del diario Crítica 
3 de agosto 
del 2008
   de
spinetta