quisiera encontrar una sustancia, un rayo
que vuelva el dolor al mismo que lo causa,
quiénes son, adónde están
los que negocian muertes ?
que una enfermedad les coma el capital.

habrá que seguir, para cuidar el río
que es árbol y mar y nuestra dignidad,
cuánto habría que cantar para cuidar tus ojos
de cielo y amor, de agua, fuego y flor.

no podrán tocar el sol
la vida al fin se defiende,
tan grande es el milagro,
tan bestia se vuelve la ambición.

un día se cruzarán su plata y nuestra lucha
su imperio no va a poder con nuestra libertad.

no podrán comprar el sol
la vida sigue adelante,
tan grande es el misterio,
un rico qué pobre puede ser.

mañana se cruzarán su cara y nuestra risa,
saldremos a festejar, pero ellos no vendrán.


                 enero 2007

  con sólo ver tus ojos
historia l ediciones l presentaciones l escuelas  l inicio
mp3